martes, 22 de abril de 2014

Mona de pascua


Si, lo se... 


Ayer lunes se comía la mona y la cuelgo un día después, todo tiene su explicación.


Las levaduras y yo no nos llevamos muy bien, algo ocurre que o no suben, o suben poco, o como en esta ocasión tardan muuuucho en subir. 

Ya que con la levadura fresca he tenido muchos fails últimamente utilizo levadura de panadero que por el momento ha funcionado. 

Estas monas las empecé a preparar el domingo por la tarde pensando que "en unas 4 horillas esto sube, vuelvo a amasar, otro par de horas levando...y mañana a primera al horno" . Pues va a ser que no, ni con el truco de dejar el horno flojo aquello subía, así que antes de ir a dormir les di una última ojeada y se hizo el milagro! la masa había subido un poco!!!

A la mañana siguiente después de hacer unas gestiones me puse con mis monas, que casi estaban desbordando el bowl.  Este era el aspecto antes de entrar al horno:


Así que las monas terminaron de cocerse sobre las tres de la tarde, mejor postear la hazaña con las monas tarde que nunca! 

Por que monas?

Estas monas son típicas de mi tierra, Alicante; "La Mona" es una de estas tradiciones tan arraigadas, y pertenece al ámbito gastronómico de la Semana Santa junto a las torrijas, los pestiños y los buñuelos de viento, siendo típica de la Comunidad Valenciana y Cataluña. Se trata de una torta de la Pascua, cuya simbología tradicional se asocia a que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado.

El nombre de este dulce proviene del árabe munna que significa "provisión de la boca", regalo que los moriscos hacían a sus señores. El pueblo que más fama tiene en la fabricación de este producto alimenticio es el de Alberic, aunque también puede encontrarse por los pueblos cercanos dónde se consume durante todo el año. Sin embargo en la mayor parte de la Comunidad Valenciana su consumo está más restringido a la Pascua.

Las formas son muy diversas aunque suelen ser la de algún animal como una serpiente, lagartija o mono. Esta es mi versión terminada de la lagartija (aunque hay que mejorarla un poco!)


Cada pueblo tiene su monte o campo típico donde acudir a disfrutar de esta tradición. En Alicante es siempre muy típico acercarse a los campos de Los Ángeles, Babel, Vistahermosa, los dos castillos, a merenderos... a mí la verdad es que me trae muy buenos recuerdos, ya que es una bonita excusa para juntarse la familia o los amigos y dar una vuelta por el monte, charrar, hacer una paella en el campo, chafar el huevo en la frente de algún familiar... en definitiva, juntarse para pasar un buen día.

Que, a que mola! 

Y ahora, sin más dilación la receta de "LA MONA"


  • 125 ml leche entera
  • 35 ml aceite oliva suave
  • 500 gr harina
  • 2 cucharitas de esencia de azahar
  • 125gr azúcar
  • 2 sobres levadura de panadero
  • la ralladura de un limón
  • 2 huevos M
  • cardamomo
Preparación:

  • Batir los huevos e incorporar el azúcar, ralladura de limón, el aceite y el aroma de azahar. 
  • Hervimos la leche junto con las semillas de cardamomo (en este caso no es necesario picarlas ya que luego con un colador las separaremos, simplemente es para darle sabor a la leche) cuando rompa a hervir dejarlo 5 minutos removiendo constantemente. Colar la leche para que quede libre de semillas.
  • Tamizamos la harina y levadura e incorporamos poco a poco a la mezcla anterior y le vamos añadiendo leche. 
Va a quedar una masa pegajosa, así que lo recomendable es que os untéis las manos con un poco de aceite para poder trabajarla mejor. 

Amasaremos durante 20 minutos, pasado este tiempo veréis que las futuras monas no se pegan. Ponemos el producto en un bowl tapado con un paño húmedo y según las estadísticas en unas 4 o 5 horas tiene que triplicar su tamaño...en mi caso toda la noche.
Una vez veamos que ha subido dos veces su tamaño, es el momento de cortar la masa y hacer las figuras de las futuras monas: en este caso hice una redonda, un lagarto y una trenza.
Volvemos a dejar levar la masa por dos horas; las pintamos con huevo y AL HORNO! 

Como digo siempre, en cuanto a la temperatura cada horno calienta de manera diferente, así que aunque ponga las indicaciones lo mejor es que estéis atentos cada poco de vuestros preciados dulces. En mi caso, horno en función calor por arriba y abajo y temperatura de 180º durante 40 minutos.

El resultado es espectacular, os animo a que lo probéis ya que esta masa la podéis hacer también en una toña o incluso para el roscón de reyes.

Un saludo!

2 comentarios:

Publicar un comentario